'Netflix'

Twits selectos

La pochoclera asesina

Bien podría ser el nombre de alguna película de terror clase B. Pero lamentablemente para la industria cinematográfica, no se trata de esto sino de la aparición de Popcorn Time, una aplicación para PC (por el momento) que permite consumir video al estilo Netflix pero desde torrents, ese oscuro mecanismo (para el gran público) que permite acceder a todo tipo de contenidos (incluyendo películas y series) desde una fuente totalmente distribuida y por lo tanto, más difícil de combatir.

Técnicamente, se trata de un cliente de bitorrent, aunque la diferencia sustancial respecto de lo conocido es que su interfaz es tan fácil de usar que abre las puertas de los torrents a prácticamente cualquiera que tenga una PC sin importar sus conocimientos técnicos. Además, a diferencia del uso de otros clientes de torrents, no tiene publicidad ni hace falta que sea un proceso planeado para una posterior reproducción. Es tan simple como apuntar y clickear et voilà. De hecho tiene una interfaz muy similar a la de Netflix. Es por esto que en EE.UU. se lo bautizó “el Netflix de los piratas”.

Desde el punto de vista legal, la situación es distinta a la de otros servicios de streaming, como fue el caso de Cuevana. Aquí no hay un sitio ordenando, catalogando y vinculando el material que pueda cerrarse. Se trata de una simple aplicación que se conecta a Internet y realiza la búsqueda de torrents.

Ante los temores de acciones legales, sus desarrolladores (argentinos) se retiraron rápidamente, cerrando el servicio. Lo cual es relativo, porque la aplicación no sólo ya está lanzada y descargable desde numerosos sitios alternativos, sino que la misma fue realizada en código abierto, el cual está disponible para que la comunidad de programadores tenga acceso a él, lo mejore o modifique. Entonces, ya no habrá quizás Popcorn Time, pero la semilla está plantada y es muy probable que crezca y se reproduzca rápidamente. Popcorn Time se convirtió en un proyecto de comunidad. La caja de Pandora está abierta.

Algunos pensarán que así como la industria de la música sobrevivió y se adaptó a las nuevas tecnologías luego de la lección que le propinara Napster, lo mismo sucederá ahora. Pero para el video la situación es distinta. Los músicos se reconvirtieron, resignando ingresos por regalías que compensaron (en distinta medida) con más shows en vivo y merchandising. Pero en el caso de las películas, no parece haber por el momento una forma de compensar los ingresos a perder por entradas y derechos que pagan los distintos servicios, desde Netflix hasta un operador de TV abierta.

Por otra parte, el éxito de Netflix demuestra que no todo el mundo tiene ganas de ser pirata si la propuesta es interesante. Los US$ 8 mensuales que cuesta el servicio no son un impedimento para acceder legalmente una extensa biblioteca de contenidos en video. Sin embargo, la crítica que se le hace a Netflix, y que no es responsabilidad del servicio, es la falta de estrenos en la misma. Sucede que los productores todavía se aferran al modelo de ventanas de explotación (primero el cine, luego los servicios Premium de TV paga, luego el DVD, etc…). En un mundo tan hiperconectado como el actual, donde la información fluye instantáneamente, tener que esperar meses o años para poder consumir legalmente un producto audiovisual no es para todo el mundo, particularmente por los consumidores ávidos de las novedades.

Si bien Popcorn Time tuvo una vida efímera, son altas las probabilidades de que su legado subsista. Anularlo para que desaparezca (o se reconvierta) por su inutilidad más que por presión legal será el verdadero desafío que tendrá la industria.

Linkeando

  • A no alarmarse: El anuncio que Netflix llegó a un acuerdo de peering con Comcast fue tomado por muchos defensores de la neutralidad de la red como una puñalada. Este artículo explica claramente una práctica que es habitual entre operadores y que no implica ninguna novedad para la industria. [Business Insider]
  • The inside story: Mucho revuelo causó la selfie tomada por estrellas del espectáculo en la última entrega de los premios Oscar. Este artículo cuenta la historia detrás de la famosa foto que obtuvo más de 3 millones de retuits. El product placement (o chivo como se lo conoce en estas costas), en su máxima expresión. [WSJ]
  • Difícil transición: Esta situación está atravesando Nextel en la región, donde paga el precio de una reconversión tecnológica tardía. En Argentina el escenario es distinto, por ahora. [CNN Expansión]

Twits selectos

Pagar para browsear

Quienes usan Netflix saben que consumen una parte importante de su tiempo navegando por el extenso catálogo, viendo qué hay, las sinopsis, críticas, etc. Una situación muy bien reflejada en este video satírico de The Onion.

Twits selectos

Linkeando

  • Cosa seria: En los últimos tiempos el crecimiento (tanto cuantitativo como cualitativo) de Netflix es evidente. Y las cifras lo avalan. Con unos 30 millones de clientes estimados en los EE.UU., el proveedor de contenidos en video OTT superaría ya a la mismísima HBO. Un largo recorrido desde que se originara como un servicio de alquiler de DVD por correo. [Bloomberg]
  • Brecha digital: La fabulosa valuación bursátil de Google no sólo marca su éxito en distintos ámbitos en los que incursiona en pos de un objetivo común que es vender publicidad. También marca una notable brecha entre las empresas más exitosas y el resto en el mercado tecnológico. [NY Times]

Twits selectos

Twits selectos

Twits selectos