''

Academias YouTube

Esta semana se conocieron algunas cifras de YouTube, siendo la que ganó los titulares que diariamente se consumen 180 millones de horas desde pantallas de televisión. Pero también el post en el blog de Google menciona cuáles son los contenidos más populares de esta plataforma y que se replican también en Argentina.

Como viene sucediendo en los últimos años, los videos musicales conforman la categoría de contenido más consumida en YouTube, pero también se destacan los tutoriales, visualizados por el 71% de los usuarios de Internet en Argentina. Esto surge del informe “Internet y Consumo Audiovisual – 2018” realizado por Carrier y Asociados.

Casi la mitad de los usuarios argentinos vio algún video de un tutorial en YouTube en la última semana, relación que sube al 70% si se toma el último mes. Dentro de la categoría “tutoriales” se pueden encontrar videos sobre cómo hacer arreglos, recetas de cocina, configurar smartphones, sortear un nivel en un videojuego y muchísimos temas más.

El consumo de tutoriales crece mientras desciende el nivel socioeconómico (está caro para llamar a un plomero para cambiar un cuerito) y se da con más frecuencia entre millennials (25 a 34 años) y generación X (adultos entre 35 y 54 años) así como un poco más entre mujeres que entre hombres.

Es por esto por lo que cada vez es más frecuente, cuando se pregunta cómo hacer algo, que la respuesta sea: “buscalo en YouTube”.

Retirada silenciosa

A nadie sorprende el dato de que los SMS cayeron en volumen en los últimos tiempos como consecuencia de sus sustitución por los sistemas de mensajería OTT, más particularmente Whatsapp. No obstante, cuando se le ponen números a esta tendencia, se toma conciencia de la real magnitud del fenómeno. La cantidad de SMS enviados pasaron de 36,4 mil millones en el primer trimestre de 2013 a 4,8 mil millones en igual período del 2018. En otras palabras, el volumen enviado a principio de año equivale al 13% del total enviado 5 años atrás.

Por supuesto, si hay un gran responsable de esta caída ese es Whatsapp, que gracias a la popularidad de los smartphones, que hoy alcanzan a unos 29 millones de líneas, logró establecerse como el estándar de facto de mensajería en el celular.

Esta caída también tuvo su correlación en los ingresos, los cuales se vieron compensados por un mayor consumo de datos (aunque para esto hicieron y hacen falta inversiones adicionales).

Conviene tener presente que si bien el incentivo inicial de Whatsapp vino por el lado de los costos (los SMS se cobraban por mensaje, mientras que Whatsapp consume una cantidad tan ínfima de datos que llegó a ser gratuito el grueso del tráfico que genera), más tarde le fue agregando otras funcionalidades que lo hicieron más atractivo, como cantidad de caracteres casi ilimitada, grupos, envíos de fotos, videos y mensajes de audios y hasta llamadas de voz y video. Cosa que fue sucediendo aun cuando los operadores comenzaron a meter tantos SMS en los abonos que hoy son prácticamente gratuitos. Pero ya la suerte del SMS estaba echada.

Hoy, las telcos y Google quieren recuperar el terreno perdido de la mano de RCS (Rich Communication Services), una propuesta que llega tarde y que no es universal. Difícilmente logre revivir el dominio que los SMS supieron tener. En menos de un lustro desapareció el que fuera quizás el negocio legal más lucrativo de la historia. Algunos lo recordarán con nostalgia…

Tuits selectos

Temporada de rebajas

A pesar de que la DTH deberá esperar, actualmente las telcos están habilitadas para dar servicios de TV a través de sus redes terrestres (algo que ya está haciendo Claro a modo de prueba a través de su fibra óptica y que Movistar anunciaría durante esta segunda mitad del 2018). Sin embargo, con o sin DTH, el escenario competitivo para los ingresantes a la TV paga no será sencillo. Poco más de la mitad (56%) de los usuarios argentinos de Internet que actualmente son abonados de TV paga espera propuestas alternativas con mejores precios para migrar de su proveedor actual. Esto surge del informe “Internet y Consumo Audiovisual – 2018” realizado por Carrier y Asociados.

Esta cifra marca que será difícil para los entrantes imponer un producto similar sin un incentivo económico. Lo interesante será ver si el mensaje es “yo soy más barato” o “mirá cuánto de más te están cobrando” cuando salgan formalmente a ofrecer sus productos de TV.

Adicionalmente, el tema económico también está presente en el 20% que afirmó que cambiaría ante una oferta paquetizada que incluya celulares. Algo que explica el interés de los operadores sin servicios móviles en su oferta por poder disponer de los mismos.

El 24% que afirma que no cambiaría ante la aparición de nuevos operadores puede ser visto como parte del núcleo duro de la TV paga actual. Están satisfechos y no se sienten atraídos por nuevas propuestas. Este valor crece en la medida en que desciende el nivel socioeconómico.

Finalmente, el 20% que cambiaría ante una propuesta similar, más que una intención de migración lo que denota es un cliente insatisfecho con su proveedor actual. No cambiaría por la propuesta sino simplemente por provenir de un proveedor distinto. En este punto, los hogares jóvenes son los de opiniones más extremas. Están los satisfechos, sin intención de cambio, y el resto que descarta opciones de seguir con el servicio aún con menor precio, combo o simplemente con otro proveedor. Es lógico. Se trata del segmento más propenso a la baja.

¿En tránsito?

Luego de meses de rumores y especulaciones al respecto, esta semana se anunció la venta de Supercanal, el hasta ahora operador de TV paga y banda ancha del Grupo Vila-Manzano. El comprador es CVI Austral LLP en asociación con Carlos Joost Newbery y el fondo White-Bridge (del cual Newbery también forma parte).

Newbery es un viejo conocido de la industria local, que además de participar en los albores de Movicom primero y de CTI después, siempre estuvo vinculado a grupos inversores con intereses en el negocio tecnológico. Participó de la operación local de Hutchison (con su servicio de telefonía fija inalámbrica Porthable) que luego fue comprada por Trixco (del propio Newbery) y que más tarde vendió el espectro a Cablevisión para retener para sí las torres de antenas que luego vendió a una torrera. También está en el negocio del M2M y el IoT a través de Yeap!. CVI Austral es un fondo que es subsidiaria de Cargill que se enfoca en activos en apuros o necesitados de financiación. CVI (CarVal Investors) tiene activos por más de US$ 10 mil millones bajo su administración.

Podría decirse que Supercanal entra dentro de los requisitos de CVI. Es un operador de TV paga e Internet con presencia en 14 provincias, siendo la más importante Mendoza, lugar de origen del grupo vendedor. Supercanal tiene una participación de mercado nacional del 4% en TV paga y del 1% en acceso a Internet. La relación entre abonados de Internet y de TV es del 27%, muy baja comparada con la de Cablevisión que, previo a la fusión con Telecom, era del 65%. Si bien en el sitio de Supercanal promocionan sus productos de banda ancha como de fibra óptica, lo cierto es que la mayoría son basados en cablemódem o en tecnología inalámbrica. En ambos casos, de baja capacidad comparada con la que ofrecen otros cableros como Cablevisión o Telecentro. Una situación que en un escenario de convergencia, dista de ser ideal, con DirecTV desplegando fibra óptica en Mendoza y, es de suponer, también lo hará Movistar allí y en otras geografías cubiertas actualmente por la red de Supercanal.

La inversión anunciada fue de US$ 400 millones (sin plazo especificado) pero incluye no sólo el despliegue de una nueva red de fibra óptica sino también la compra de la compañía. Si bien no se aclaró cuánto corresponde a la compra y cuánto a la nueva red, el hecho de que incluya la compra indicaría que lo destinado al despliegue de fibra no será tan importante como parece a priori. Claro que esta fibra no necesariamente sea hasta el hogar. De hecho, no tendría mucho sentido en el corto plazo considerando que la tecnología de cablemódem tiene un potencial importante debido a que es más capaz que la de ADSL. Tal es así que Telecom-Cablevisión no actualizará su red a fibra óptica al hogar allí donde hay cobertura del coaxil y tanto ésta como Telecentro ofrecen productos de alta capacidad con su tecnología tradicional.

Esto podría significar que el interés del comprador de Supercanal (y más aún considerando que se trata de un inversor financiero y no un operador) es revalorizar sus activos para luego tener un producto más atractivo para vender, pensando inicialmente en tres posibles interesados como serían Movistar, Claro y la propia Telecom (que no tiene presencia en muchos de los lugares que atiende Supercanal), aunque tampoco habría que descartar a DirecTV si es que profundiza su estrategia de tener redes cableadas.

Independientemente de que se trate de una inversión financiera o realmente con ánimos de convertirse en un operador más relevante, la operación es una buena noticia. Supercanal arrastraba limitaciones financieras como para encarar la necesaria modernización de su red. Esta operación le puede dar el impulso que necesita y que los consumidores demandan.

Tuits selectos

  • A partir del lunes, sólo (todavía) quedará un local de Blockbuster en USA. Habrá que ir a Oregon para ver esa rareza gizmodo.com/there-is-now-j…
  • La nota es confusa, pero la pregunta es buena: ¿por qué hay gente que usa así sus celulares? ¿Sabrán que si apoyan normalmente el parlante en el oído los demás no escucharán los mensajes que reciben? Misterio theregister.co.uk/2018/07/13/no_…
  • Me permito dudar de los datos de Internet World Stats. Que en Argentina Internet tenga un 93,1% de penetración me parece demasiado. Y más aún que tengamos una penetración mayor a la de USA. Pero bueno, quizás soy yo https://pbs.twimg.com/media/DiAgwLjXkAI41kP.jpg:large
  • Fabricante chino de electrodomésticos Vatti utilizó estrategia Noblex de promoción en el mundial. Pero apostó a los franceses y ahora tiene que pagar cronista.com/deportes/Un-sp…
  • Uno de los buzos rescatistas de Tailandia criticó en una entrevista al submarino que envió Elon Musk y éste lo acusó de pedófilo por Twitter. Alguien que lo calme theguardian.com/uk-news/2018/j…
  • Con la amenaza de Amazon sobrevolando la escena, Mercado Libre anuncia un centro de distribución de 38.000 m² en el Gran Buenos Aires bloomberg.com/news/articles/…
  • Entrevistado por @RoxanaAcotto (Bipolares – FM 96.1 de Córdoba) para charlar sobre la aprobación de la fusión Telecom-Cablevisión, entender el estado de 4G en Argentina y ver cuáles son las perspectivas de la fibra óptica al hogar en el país ar.radiocut.fm/audiocut/fusio…
  • Tras la filtración de datos, los argentinos cuidan más su privacidad en Facebook. Vía @clarincom clarin.com/sociedad/filtr…
  • Fútbol mata sexo. La caída del tráfico de PornHub durante la final del Mundial. Evidente el desinterés de los argentinos por un partido en el que no jugaban… mashable.com/2018/07/17/por…
  • La multa europea a Google es la reedición de la que le aplicara en su momento a Microsoft por razones similares elpais.com/economia/2018/…
  • El streaming, gran impulsor de la venta global de Smart TV que este año alcanzarían al 70% del total digitaltvnews.net/?p=31255
  • Luego de dos experiencias en situaciones de emergencia, Loon (conectividad móvil por globos estratosféricos) tendrá su primer caso comercial en Kenia mobileworldlive.com/featured-conte…
  • Netflix modifica su interfaz y pone a tu lista en un lugar más previsible. Ya era hora mashable.com/2018/07/19/net…

¿La intención es lo que vale?

La convergencia y el consecuente ingreso de nuevos jugadores al negocio de la TV paga se da en momentos en que la TV tradicional se ve amenazada por las propuestas OTT que permiten acceder a contenidos ajenos a la red de distribución utilizada. De hecho, un tercio de los usuarios de Internet abonados a la TV paga evalúa dar de baja el servicio. Esto surge del informe “Internet y Consumo Audiovisual – 2018” realizado por Carrier y Asociados.

Por supuesto, una cosa es la intención y otra es la acción. Sin embargo, que un 5% afirme que dará de baja el servicio en el próximo año y un 31% que lo está evaluando son indicadores de que la insatisfacción con la propuesta actual existe. Algo de lo que los operadores son conscientes y que está detrás de los múltiples lanzamientos de propuestas OTT propias así como de los paquetes con productos de banda ancha a los que ahora se suman los móviles. Todo para mejorar el atractivo.

La disconformidad con el servicio crece en la medida en que lo hace el nivel socioeconómico. También se observa una mayor evaluación de la baja en el Interior, aunque en las localidades más chicas (menos de 100 mil habitantes) es mayor la fidelidad al servicio, quizás porque no siempre la conectividad a Internet es lo suficientemente buena como para ser una alternativa. Las mayores respuestas en relación con una decisión tomada respecto de la baja se encontraron entre hogares jóvenes o aquellos con menores, habitados por generaciones más propensas a no mirar TV. Quizás sea un adelanto de lo que se viene.

Facebook y la privacidad

Con el affaire Facebook-Cambridge Analytica, muchos creyeron que se derrumbaría la red social, con usuarios celosos de su privacidad, borrando sus cuentas fogoneados por la campaña “Delete Facebook” y las abundantes críticas que llegaron desde distintos medios de comunicación. Pero nada de eso sucedió, al menos no en Argentina. En todo caso, sí hubo un llamado de atención para que los usuarios se propongan ser más cuidadosos con sus seteos de privacidad.

Un 47% de los usuarios argentinos de Facebook seguirán utilizando la red social de la misma forma, mientras que otro tanto, 48%, afirma que será más cuidadoso en relación con la privacidad. Apenas un 5% sostiene que dejará de usarla (aunque al momento del relevamiento, seguía haciéndolo…).

Un dato que marca que no todos los jóvenes son iguales es que mientras los millennials (25 a 34 años) son quienes más manifestaron que seguirán utilizando Facebook como siempre (61%), los centennials (hasta 24 años) son quienes más se inclinaron por ser más cuidadosos (54%), al tiempo que también se destacan por ser quienes más expresaron su intención de dejar de usar esta red (8%). En estas respuestas juega también que Facebook es una de las redes favoritas del 50% de los millennials contra sólo el 14% de los centennials, más atraídos por Instagram (que también es de Facebook, vale recordarlo).

Tuits selectos

La correlación contenidos-plataformas

Si bien todo tipo de contenido puede ser técnicamente consumido en cualquier plataforma (TV lineal, online, OTT, streaming), es claro que algunos se adaptan mejor a determinadas plataformas que otros y por lo tanto son consumidos preferentemente en unas y no en otras. Esto surge del informe “Internet y Consumo Audiovisual – 2018” realizado por Carrier y Asociados.

La TV tradicional (lineal, gratis o paga) es territorio de las noticias y la actualidad, siendo la elección del 61% de los usuarios de Internet. Se trata de un consumo que crece con la edad, indicando un hábito arraigado para los mayores. Las películas también son relevantes para la TV tradicional y siguen el mismo patrón etario. En el caso de los hombres, también juega fuerte el deporte en vivo (53%) en comparación con las mujeres (32%). Estas tendencias, aunque con otros valores, se repiten en el consumo de los sitios online de los canales de TV, lo que marca que más allá de la plataforma, sus contenidos atraen a perfiles de usuarios similares. La única diferencia se da en series y novelas argentinas, las cuales son más vistas proporcionalmente online que en la TV tradicional. Al no ser un contenido de actualidad, este formato decididamente se adapta más al modelo bajo demanda.

Por el lado de las OTT de video, el consumo de series (51% de los usuarios de Internet, consuman OTT o no) desplazó del primer lugar a las películas (47%). Se da una combinación de un formato más apto para el consumo bajo demanda con un gran momento artístico de las series, con importantes producciones, temáticas más novedosas y libretos más desarrollados. Entre sus consumidores, los millennials son quienes se muestran más activos. Claramente, se trata de un formato que gana con el modelo OTT con el consumo a demanda y los “atracones” o binge watching.

En cuanto al streaming gratuito (e ilegal), si bien perdió mucha popularidad ante la aceptación de ofertas OTT legales, se orienta mayormente a películas, aunque también se observa un importante crecimiento en el consumo de deportes en vivo. El avance de este último tipo de contenidos puede estar motivado en la oferta codificada del fútbol local así también como de la F1 que hasta el año anterior formaba parte de los canales de abonos básicos de la TV paga. Esto hace que algunos usuarios busquen formas alternativas de acceso a través de Internet (ej: Roja Directa). La sensibilidad al precio de quienes consumen streaming se manifiesta en que se trata de una práctica que tiene mayor penetración relativa entre quienes no contratan servicios de TV paga. Las descargas, una práctica también en retroceso, tiene entre sus principales cultores a los millennials y a quienes no tienen TV paga.

Por último, YouTube es la elección de los centennials (24 años o menos), quienes allí consumen películas, series y animaciones, más allá de los contenidos específicos de la plataforma.