''

Oferta atomizada

Sea por moda, actualización tecnológica o simple reemplazo de un equipo desgastado, el recambio de celulares es una constante, más allá de los altibajos propios del contexto macroeconómico. Es por esto que en el último año, un 43% de los usuarios relevados cambió su celular. Esto surge del informe “Tecnología residencial 2017” realizado por Carrier y Asociados.

Si bien el operador móvil sigue siendo el principal canal de acceso a los equipos, ha perdido terreno en los últimos tiempos y, con un 46%, ya representa menos de la mitad. No obstante, es elegido por ofrecer promociones atractivas y ser una opción casi por defecto para muchos usuarios. En cambio, el canal retail (combinando cadenas y comercios independientes) fue utilizado por el 26% de los compradores. Su atractivo son los equipos liberados y una mayor diversidad de modelos.

Claro que una proporción no menor de los nuevos equipos proviene del mercado informal. El fenómeno de los viajes de compras (a Chile, Miami u otros destinos) se ve reflejado también en materia de celulares, con un 16% que adquirió su actual equipo en el exterior, donde encontró mejores precios y mayor variedad. Se trata de un fenómeno creciente, con compras en el exterior que pasaron del 10 al 16% en dos años.

A esto hay que sumar una cantidad indefinida (aunque no menor) de equipos ingresados ilegalmente del exterior y que son vendidos a través de Internet (principalmente, Mercado Libre). El canal exclusivamente online (o sea, sin considerar los sitios de los operadores y de las cadenas de retail) fue utilizado por el 13% de quienes renovaron en el último año.

Tanta renovación genera un número no menor de equipos aún funcionales descartados por lo que no sorprende que un 10% de quienes cambiaron de terminal lo hayan hecho por un equipo usado, recibido como regalo o simplemente comprado de segunda mano.

Quienes en mayor medida renovaron su equipo en el último año fueron los millennials (53%), que combinan la actitud por estar actualizados con capacidad económica por estar transitando la vida adulta. Inversamente, fueron los seniors (mayores de 54 años) quienes menos actualizaron (35%).

Por qué consumimos OTT

De la mano de una mayor oferta de proveedores y contenidos, el consumo de servicios OTT crece continuamente, habiendo pasado de una penetración del 51% al 66% de los hogares conectados a Internet en sólo un año. A pesar del crecimiento, las razones que llevan a los consumidores a elegir alguna de las tantas alternativas OTT variaron en su relevancia de un año a otro. Esto surge del informe “Internet y consumo audiovisual – 2017” realizado por Carrier y Asociados.

Sin dudas, las series son un gran atractivo de los OTT, no sólo por la variedad y calidad de éstas sino también por la posibilidad de ver temporadas completas al ritmo del consumidor y no del programador. Esta posibilidad de ver más de un capítulo durante una sesión de TV fue un gran impulsor en el consumo de series, tratándose de una característica que subió 5 puntos en las menciones.

No obstante, el mayor avance de un año al otro se dio en otros motivos. Por un lado la posibilidad de ver en múltiples pantallas. PC, TV (Smart o conectad), tablet y celular permiten acceder al contenido en prácticamente cualquier situación y lugar. Esta característica, típica del contenido accedido vía Internet, subió 13 puntos en el último año.

De manera similar creció el factor económico (“es barato”), que pasó del 42 al 54% de las menciones. Esto sin contar con que algunos OTT están incluidos sin cargo adicional en otros servicios pagos, como Flow de Cablevisión o Direct TV Now en servicios de TV paga, Arnet Play, On Video y Claro Video en servicios de telecomunicaciones o las extensiones HBO Go o Fox Play de los canales premium de la TV paga.

No obstante, donde se registró una baja es en la selección de contenidos, mención que retrocedió 8 puntos. Algo que tiene que ver más con la calidad que con la cantidad per se.

Finalmente, no hay que descartar la mención al hecho de no tener un servicio de TV paga, que duplicó sus menciones, aunque partiendo de una base baja. En los hogares donde todos sus integrantes son jóvenes, este motivo es mencionado por el 18%, frente a una media de 8%. Un indicador a tener en cuenta en los cambios de hábitos.

Tuits selectos