''

Ya no es una fija

Los primeros años de Internet se caracterizaron porque su acceso se producía mayormente desde lugares “estancos”: o era el hogar, o el trabajo, o el ciber/locutorio. Si había alguna superposición, esta se daba con el trabajo, el que se complementaba con el acceso en el hogar o en algún lugar público. En cambio, lo que hoy tenemos es una conexión casi permanente, independiente de la ubicación. Esto surge del informe “Acceso residencial a Internet – 2012”, recientemente publicado por Carrier y Asociados.

Hoy un 71% de los usuarios acceden a Internet desde múltiples lugares. Con la aparición de distintos dispositivos móviles para la conexión, primero notebooks y netbooks, luego celulares y, más recientemente, tablets, la idea de ir a un lugar específico a conectarse está perimida. Obviamente, esta multiplicidad de dispositivos es consecuencia también de la mayor disponibilidad de puntos de acceso inalámbrico, vía WiFi o 3G.

El segmento ABC1 es el que muestra más tendencia hacia esta “policonexión”, teniendo un mayor peso relativo en el acceso desde el trabajo (por correlación con perfil laboral), desde el celular así como desde instituciones educativas (lo que marca una mayor penetración de Internet en escuelas y universidades privadas). La “policonectividad” sube con el NSE y la antigüedad, así como tiene una mayor penetración entre los nativos.

El acceso desde el hogar de terceros (amigos, familiares) se da más entre los nativos, lo cual es natural considerando que se trata de una etapa vital caracterizada por ser nómada así como a la alta penetración en el segmento de dispositivos móviles (notebooks, netbooks y celulares).

A paso de caracol

Quizás porque era una promesa desde el 2000. Quizás porque desde principios de este año se empezó a agitar la idea de cambiar libremente de operador sin tener que comunicar un cambio de número a todos nuestros contactos. Lo cierto es que el anuncio de la portabilidad generó en la industria una enorme expectativa que, al menos por el momento, no viene teniendo su correlato en el accionar de los clientes/usuarios. Es que según supimos extraoficialmente, pero de fuentes inobjetables, hasta mediados de mayo sólo se habían producido un total de 20.000 cambios de operador utilizando el mecanismo de la portabilidad. De mantenerse este nivel, los cambios no llegarían siquiera al 1% anual. Bien por debajo de lo previsto (nos incluimos) y de lo sucedido en otros países.

Según con quien se hable, diversas pueden ser las causas para tan baja respuesta. Para muchos, la razón es que la gente se queja más de lo que actúa. Si bien esto es cierto, tampoco alcanza como explicación. Otra razón es que en muchos casos los usuarios no perciben diferencias sustanciales entre operadores, por lo que es habitual que crean que un cambio implicará un trámite, pero no mayores beneficios. Por otro lado, no hubo ofertas imbatibles por parte de los operadores, quienes quizás evaluaron que no era conveniente atraer clientes buscadores de precio, ya que éstos son poco fieles y tienen un costo de adquisición alto.

Pero quizás lo más relevante es la comunicación de esta posibilidad. Faltó una mayor difusión por parte del gobierno, explicando de qué se trata la medida y cuáles son los pasos para llevar adelante el cambio. Si bien la portabilidad es un tema de conversación para quienes nos movemos en esta industria, la cosa se diluye bastante cuando se frecuentan otros ámbitos. Por el lado de los operadores, estos apuntaron más a sus objetivos particulares: atraer y/o retener clientes más que explicar la medida y los detalles del proceso.

Entre quienes iniciaron el trámite de portabilidad, no es raro oír quejas respecto de las demoras, con tiempos que lejos están de las promesas iniciales. Al parecer, el proceso no está lo suficientemente aceitado, pero como hay poco volumen de operaciones esto no se nota tanto. Al menos no por ahora.

En cuanto a si hay por el momento algún ganador o perdedor entre los operadores, la cosa viene bastante pareja. Y con volúmenes tan bajos, la migración de una sola gran empresa (con algunos cientos de líneas) puede mover el amperímetro momentáneamente. Lo que sí podría impactar en el saldo de ganadores y perdedores sería que algún operador comprar SIM de algún competidor para migrarlas a su propia red y así mejorar su posición, cosa que ya sucedió en otros países de la región. Pero sería muy torpe…

Regulando la movilidad

Es bastante habitual que cuando se intenta introducir mayor dinámica a un mercado determinado se hable de “desregular”. Pero no es ésta siempre la palabra apropiada, ya que muchas veces lo que justamente está faltando es una regulación que encauce el accionar de los actores hacia los objetivos buscados.

Con motivo de los recientes cortes en el servicio de Movistar y de Claro, la enérgica reacción del gobierno estuvo acompañada, además de las sanciones económicas, por reclamos de mayor inversión por parte de los operadores. Pero más allá de la parte que les toca, el gobierno tiene mucho que ver con las falencias del servicio y con que la inversión no haya sido mayor. Se trata de algo que por invisible no deja de ser relevante: el espectro.

Conviene recordar que la última licitación de espectro se realizó en 1999. Ese año, el mercado de celulares cerró con 4 millones de líneas. Hoy, no sólo hay 58 millones de líneas en servicio (según el INDEC), sino que éstas trafican además SMS y datos (cosa que no sucedía entonces) al tiempo que disponemos de números gratis para llamar desde el celular, lo que sin dudas carga aún más la red.  Para empeorar las cosas, sigue sin asignarse el espectro que devolvió Movistar en el 2008, y cuya licitación va a los tumbos de postergación en postergación. En resumen, en menos espectro que 13 años atrás tenemos 14 veces más líneas que además ofrecen nuevos servicios no disponibles en esos tiempos. Demasiado, aun considerando que las tecnologías actuales son más eficientes que las de aquél entonces.

Alguien podrá decir que la falta de espectro se atenúa con la colocación de más antenas, lo que hace que cada una de éstas deba transportar menos comunicaciones, lo cual es cierto, pero hasta cierto punto. No obstante, desde hace unos años ya que los operadores reclaman ante las autoridades por una política única y realista para la instalación de las mismas. Aquí el principal problema es que se trata de un tema de regulación a nivel municipal, lo que genera diferencias de un municipio a otro así como, en algunos casos, requisitos irreales para la instalación de las mismas. Tiempo atrás se habló de establecer una reglamentación única para todo el país, pero como tantas otras cosas, nunca se llegó a nada concreto.

Por delante, queda la licitación de espectro adicional, el cual debería destinarse a tecnologías 4G. Estaba prevista para principios de este año, pero viendo como viene la anterior, falta todavía un tiempo. Como detalle adicional, disponer de más espectro daría lugar a que hubiera nuevos operadores, generando mayor competencia que redundaría en más atención al servicio y actuando de freno contra las subas de precio. Lamentablemente, nada de esto veremos en el corto plazo.

Linkeando

  • Data mundial: Es habitual que por distintos canales y motivos se nos solicite información respecto del mercado mundial de celulares. Para todos ellos, acá van datos frescos, del primer trimestre de 2012. El mercado global cayó un 2%. No llama la atención el crecimiento de Apple. Sí es para tener en cuenta el de las chinas ZTE y Huawei, que adelantan un cambio importante entre los actores de la industria. [Gartner]
  • Escuchando se aprende: Este es básicamente el resumen de lo declarado por un ejecutivo de Intel respecto de por qué ahora sí dicen entender el negocio de los celulares. El paso de la PC al celular no resultó tan fácil como pensaron inicialmente. [Telecoms]
  • Las cosas por su nombre: Uno de los grandes dolores de cabeza de la tecnología 4G para los fabricantes es la multiplicidad de frecuencias en la que trabaja, pero que no siempre son compatibles con los distintos equipos. Tal el caso de el New Ipad. A tal punto, que luego de muchas críticas, en Apple decidieron cambiarle el nombre a los modelos con conectividad celular. Un ajuste simple para un problema complejo. [9to5 Mac]

Twits selectos

  • Caso Google-Motorola confirma que China es hoy un actor protagónico en la regulación mundial nyti.ms/KvePoo
  • Intriga la definición de smartphone utilizada para afirmar que hay 10 M en Argentina bit.ly/JgnYSy
  • CFK distinguida por la UIT (Unión Internacional de las Telecomunicaciones) bit.ly/Kd5Ylk

 

Generador 3.0

Joven argentino/a. Si estás elucubrando un nuevo startup que podría llevarte a saborear las mieles del éxito, sólo necesitas visitar esta aplicación/página para encontrarle el nombre adecuado. Como bonus, chequea la disponibilidad del dominio. ¿Qué esperas?