Dime que formato usas

Primero fueron los smartphones que, apuntando al correo electrónico como principal aplicación, incorporaron los teclados completos o QWERTY. Luego, con el éxito del iPhone, las otras marcas comenzaron a lanzar equipos con interfaz totalmente táctil a través de las pantallas touch. Pero lo que en un momento parecía una tendencia que desterraría por completo a los teclados físicos de los celulares está resultando no ser tan así, encontrando cada formato un público específico en función del uso principal que hace de su equipo. Esto surge del informe “El usuario ante los smartphones – 2011”, recientemente lanzado por Carrier y Asociados.

Desde el punto de vista de su interfaz, los smartphones pueden clasificarse en tres grupos: el candybar con teclado físico QWERTY, los que son toda una pantalla touch y aquellos que combinan teclado QWERTY (generalmente deslizable) y touch pero que no son asociados a ninguna marca o modelo en particular.

Los equipos candybar con QWERTY son fuertemente asociados a los Blackberry. En este caso es notable cómo dejaron de ser percibidos únicamente para usuarios con fines profesionales, relacionando su perfil también al público joven, más aún con la creciente popularidad de las redes sociales y la mensajería instantánea desde el móvil. Esta percepción tiene diferencias en función del factor generacional, pero más allá de esto, la disponibilidad de un teclado QWERTY facilita la socialización, convirtiéndose entonces en una fortaleza del formato.

Distinto es el caso de los equipos touch, donde el iPhone es claramente el modelo paradigmático. Se lo asocia al consumo de contenidos, tanto multimediales como a la navegación por la Web. Este formato transmite una imagen “cool”, aunque esto tiene una connotación tanto positiva como negativa según el caso.

Finalmente, los smartphones que combinan teclado QWERTY con pantalla touch generan distintas reacciones en los usuarios en función de la variable generacional. En los más jóvenes (nativos digitales) les produce atracción porque combina lo mejor de los dos mundos. A los mayores (inmigrantes digitales) los intimida porque lo ven como demasiado “nerd” y, en menor medida, lo relacionan a un público joven.

En definitiva, se observa que la atracción por los distintos formatos de los smartphones responde en gran medida al foco principal de su uso: socializar o consumir contenidos. En el primer caso, y siendo que el insumo principal es la palabra escrita, cobra relevancia todo dispositivo con teclado físico QWERTY, sea del estilo candybar o con pantalla deslizable. Para el segundo, las pantallas sensibles al tacto son consideradas más aptas. Su interfaz más natural y menos metafórica hace que estos equipos atraigan a un público más adulto.

Sin embargo, hay una tendencia a que muchos de los nuevos modelos de smartphones con teclado QWERTY físico incorporen también una pantalla táctil. Con lo cual ésta tenderá a estar presente en todos. La diferenciación vendrá entonces por la incorporación o no del teclado físico. Y habida cuenta de la importancia de la socialización desde los móviles, parece que habrá teclado por un tiempo más.

Compartir

    Dejar un comentario




    Security Code: